Get Adobe Flash player
Visitas
096474
Visit Today : 16
Total : 96474

Algunas Consecuencias del Modelo Agrario Vigente

En el Cuadro Nº1 puede observarse, comparativamente, las cantidades de Explotaciones Agropecuarias (EAP) y de superficies contenidas en ellas informadas por los Censos Nacional Agropecuario de los años 1988 y 2002, tanto a nivel global como de provincia.

Respecto a la cantidad de explotaciones, en general, excepto en las provincias La Rioja, Salta y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, entre los años 1988 y 2002 ocurrió una altamente significativa disminución de explotaciones, 103.500 a nivel global. Si a esta cantidad se agrega la disminución ocurrida entre los Censos realizados en los años 1969 y 1988, es decir 160.073 EAP, se tendrá que entre 1969 y el 2002 desaparecieron alrededor de 263.573 explotaciones, es decir titulares de tenencia de la tierra, sea que se trate de propietarios de la misma o de titulares de formas “no propietarias” (arrendatarios, aparceros, medieros, etc.). Del análisis del Cuadro Nº1 puede inferirse que alrededor de 58% de las explotaciones desaparecidas entre 1988 y el 2002 estaban localizadas en la Región Pampeana ampliada (Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, San Luis y Santa Fe), siendo también de muy alta significación la desaparición de EAP en Mendoza, Corrientes, Tucumán y Chaco.En relación a la comparación entre las superficies censadas en 1988 y en el 2002, exceptuando Chaco, Formosa, La Pampa, La Rioja, Río Negro, Santa Cruz, Santiago del Estero y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, en el resto de las provincias se observa una disminución de las superficies censadas que, a nivel global, no alcanza a ser compensada con la suma de los aumentos registrados en las primeras. En efecto, la superficie total censada en explotaciones agropecuarias en el año 2002, respecto a la del año 1988, disminuyó globalmente en poco más de 6,1 millones de hectáreas, destacándose en ello lo ocurrido en Buenos Aires (aproximadamente 2,0 millones), Córdoba (poco más de 1,7 millones), Salta (alrededor de 1,85 millones) y Mendoza (1,4 millones). Cabe destacar que la cantidad de productores que abandonaron (forzados o no) la actividad agropecuaria es seguramente superior al número de EAP que desaparecieron como tales y a ello debe agregarse la mano de obra transitoria y la permanente, asalariadas, que trabajaba en esas EAP. Esta aseveración está basada en el hecho de que entre los años 1991 y 2001 la “población rural dispersa” disminuyó en alrededor de 423 mil personas (véase desagregación a nivel de Provincia en el Cuadro Nº2), poco más del 61% de ellas está integrada por población expulsada de las explotaciones localizadas en provincias de la Región Pampeana, principalmente en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.Como en la información de prensa del INDEC no se explicitó el tratamiento dado a las EAP que en el año 1988 fueron informadas como de “límites indefinidos”, en la elaboración del presente documento se asumió el supuesto de que las mismas quedaron contenidas en los totales censados en el año 2002. Pero aun en el caso de que una cierta proporción de aquellas hubiera quedado al margen en este último Censo, la cantidad de ella no modificaría significativamente el resultado ni las implicancias de la comparación que se presenta en este documento.En el Cuadro Nº3 puede observarse la evolución de las existencias pecuarias, actividad que a nivel de Nación ocupa alrededor de 140 millones de hectáreas. También a nivel global, se observa una fuerte disminución de las existencias de ovinos y porcinos, que en el año 2002 constituyeron alrededor de 55,8 % y 62,8% de las respectivas existencias del año 1988, mientras la de caprinos aumentó 6,8% y la de bovinos se mantuvo aproximadamente igual en ambos censos. En los casos de Buenos Aires y Córdoba, la disminución de la cantidad de EAP y de superficie fue acompañada por la disminución de la “población rural dispersa”, hecho que abarcó a aproximadamente 111 mil y 54 mil personas respectivamente, en cada una de las provincias mencionadas. Estas disminuciones de “población rural dispersa” pueden ser atribuidas a la concentración de la superficie (contrariamente a lo que opinan economistas con visión fragmentaria, suponemos que no interesada, sobre el sector) y producción, basada predominantemente en el aumento de la superficie usada en monocultivos altamente mecanizados, con alta utilización de agroquímicos y bajo requerimiento de mano de obra, disminuyendo las posibilidades de ocupación de la población económicamente activa que vive en el medio rural. En una visión de corto plazo, este nuevo modelo agrícola conlleva un aumento de los rendimientos unitarios, que es el resultado de un conjunto de factores concurrentes, entre los que se encuentra el uso de semilla transgénica, aunque equivocadamente se atribuye solo a éste uso la obtención de dicho incremento, cuando en realidad éste se manifiesta en prácticamente todos los cultivos justamente por ese conjunto de factores, excluyendo en casi todos éstos el uso de semilla transgénica (recuérdese que el uso de ésta ocurre, hasta hoy, solo en los cultivos de soja y, en menor proporción, en los de maíz). El sostenido aumento del uso de agroquímicos, principalmente herbicidas, pesticidas y fertilizantes inorgánicos, genera diversos grados de contaminación con fuertes impactos negativos tanto sobre la biodiversidad en general, como sobre los suelos, las aguas y la atmósfera, así como de daños a la salud humana. Estas externalidades negativas no son hoy tenidas en cuenta y seguramente a mediano y largo plazo, según los daños ocasionados, deberán ser asumidas por la sociedad en su conjuntoDe la lectura del Cuadro N°4, especialmente en el caso de Buenos Aires, puede inferirse el cambio que se va produciendo en el programa de producción de cereales, mediante la reducción de las superficies sembradas con especies cuyo principal destino era la de alimentación animal bajo pastoreo a campo y secundariamente cosecha de semilla. Por ello, a medida que se avanza hacia los quinquenios más recientes aumenta la proporción de la superficie cosechada. En cambio, en el caso de las oleaginosas el objetivo principal de la siembra fue siempre el de producción de granos. Lo dicho no implica desconocer las pérdidas de superficies sembradas, ocasionadas por factores ajenos a la decisión de los productores, así como tampoco desconoce la reducción de dichas pérdidas por el mejoramiento en el manejo de la agricultura. A título de ejemplo de lo ocurrido en las provincias de la Región Pampeana principalmente, y reafirmando lo anterior respecto al cambio en el programa de producción, en la provincia de Buenos Aires las superficies cultivadas con Trigo Candeal, Alpiste, Avena, Cebada Forrajera, Centeno, Mijo y Sorgo, o se mantienen aproximadamente estables o crecen hasta el quinquenio 1985-89 (excepto el caso del Trigo Candeal que inicia una abrupta disminución de superficie sembrada en el quinquenio 1981-85), a partir del cual disminuyen sin solución de continuidad hasta casi desaparecer, como es el caso, por ejemplo, de la superficie cultivada con Cebada Forrajera que luego de haberse mantenido en alrededor de 200.000 hectáreas / año hasta el año 1977, ocupó, como promedio anual del quinquenio 1997-2001, aproximadamente 2.600 hectáreas. También es notable el caso de la evolución de la superficie sembrada con Centeno, que luego de haber totalizado poco más de 670 mil hectáreas / año en el quinquenio 1969-73, abarcó como promedio del quinquenio 1997-2001 alrededor de 30 mil hectáreas. Pero la sustitución entre especies no ocurrió entre cereales, por cuanto la cultivada con Maíz disminuyó y la de Trigo aumentó, ambas levemente, o sea, en síntesis, globalmente la superficie sembrada con cereales disminuyó. El cambio en el programa de producción implicó la sustitución de cultivos de cereales por los de soja y girasol, principalmente por los de soja, mientras que la superficie cultivada con lino oleaginoso disminuyó hasta abarcar, como promedio anual del quinquenio 1997-2001, alrededor de 10 mil hectáreas luego de haber totalizado promedios quinquenales superiores a las 240 mil hectáreas / año en los quinquenios anteriores al de 1985-89. Cabe señalar que el aumento de la superficie sembrada con soja y girasol implicó no solo la disminución de la superficie cultivada con cereales, sino también en cierta proporción el cambio de uso del suelo, de ganadería a agricultura. Cabe aclarar, en el caso de Buenos Aires y Córdoba, que una cierta porción de la disminución de la superficie censada encuentra su explicación en el abandono de predios inundados en los últimos años. También cabe señalar, como puede observarse en el Cuadro Nº3, una significativa disminución de las existencias pecuarias en ambas provincias, acompañada por igual comportamiento de la superficie cultivada en primera ocupación (véase el Cuadro Nº5) en Buenos Aires y un casi imperceptible aumento en Córdoba, pero en ambos casos se observa una disminución de la superficie ocupada por cultivos industriales y el resto de cultivos, estos últimos incluyen cultivos de forrajeras.Un dato de importancia a la hora de realizar análisis sobre el comportamiento integral (social, económico, ecológico, etc., es decir ambiental) de los cultivos es el de la ocupación directa e indirecta que genera cada uno de ellos; los insumos que son requeridos y sus impactos sobre los suelos, las aguas, la salud humana, la biodiversidad en general; la atmósfera; los rendimientos unitarios; los destinos de cada una de sus producciones; los impactos sobre la infraestructura pagada por la sociedad en su conjunto; los ingresos generados y su distribución entre los actores sociales y económicos que forman parte de los circuitos de cada uno de los productos; la tenencia de la tierra; la estructura agraria; las externalidades positivas y negativas; el financiamiento de la producción, etc., entre otros indicadores. Cabe aclarar que, a la fecha, prácticamente ninguno de los indicadores mencionados son tenidos en cuenta en la toma de las decisiones de las políticas agrarias.Un argumento frecuentemente usado por los defensores del modelo agrario vigente, es el de los sustanciales incrementos de los rendimientos unitarios obtenidos mediante el uso de variedades transgénicas de soja y siembra directa entre otros componentes del método de producción correlativo de dicho modelo, así como el de los múltiples usos que la producción de soja posibilita. Y seguramente el mismo argumento levantarán cuando los cultores de la transgénesis consigan imponer el cultivo de sus variedades de maíz y de otras especies. A título de ejemplo, puede observarse en el Cuadro N°6 lo que ocurrió con la evolución de los rendimientos de los principales cultivos de cereales y oleaginosas en la provincia de Buenos Aires, “cabecera de playa” de la invasión de los transgénicos en Argentina. En Córdoba es aún más marcado el cambio de uso de la tierra, de pecuario a cultivos de cereales (maíz y trigo, disminuyendo en cambio hasta casi desaparecer los cultivos de mijo, alpiste, cebada forrajera y cebada cervecera, continuando su tendencia definidamente declinante la superficie cultivada con centeno y sorgo) y oleaginosas (girasol y soja, manteniendo aproximadamente su superficie histórica el cultivo de maní, pero desapareciendo prácticamente los cultivos de las otras oleaginosas).RESTANTES PROVINCIASEn el caso de Mendoza, la desaparición de alrededor del 30% de las EAP y la disminución de 26,5 % de la superficie censada fue acompañada, en lo que podría aparecer como contradictorio, de un pequeño incremento de la “población rural dispersa”, hecho al que no es ajena la incorporación a la producción agropecuaria, principalmente con destino al autoconsumo, de habitantes urbanos o de comunidades religiosas que buscan satisfactores a sus necesidades en el medio rural, la mayoría de ellos relacionados con la calidad de vida de la población. Ello no niega la incidencia de los cultivos tradicionales, intensivos, en la sostenida demanda de fuerza de trabajo. En el caso de Salta, se observa la combinación de un pequeño aumento de EAP con una fuerte disminución de la superficie censada, equivalente ésta a poco más de 30% respecto a la total censada en 1988, y una significativa pérdida de “población rural dispersa” respecto a la total censada en el año 1991, estimada en alrededor de 15 mil personas. En este caso particular, el pequeño incremento de EAP está asociado a la prácticamente duplicación de la superficie con monocultivos anuales (véase el Cuadro Nº2) altamente mecanizados y con intenso uso de agroquímicos, lo que implica baja ocupación de mano de obra asalariada y fuerte concentración de la superficie y producción en pocos titulares. Además, la disminución de “población rural dispersa” podría, en parte, estar también asociada a la fuerte disminución de los “cultivos industriales”, ya que la superficie censada con éstos en el 2002 constituyó alrededor del 50% de la cultivada en 1988. Por otra parte, la disminución de la superficie censada podría estar asociada al abandono de explotaciones en áreas marginales. Seguramente en el futuro (cuando se disponga de mayor información generada por el procesamiento de los datos censales) se dispondrá de otros elementos para profundizar en las posibles o reales causas de la disminución de la superficie censada. En esta Provincia las existencias de bovinos del año 2002 fueron alrededor de 14% más que las censadas en 1988. En lo que respecta a las provincias con aumento de la superficie censada, en los casos de Río Negro y Santa Cruz se explica por la recuperación de áreas que estaban prácticamente abandonadas como consecuencia de la crisis que enfrentaron los productores de ovinos, áreas que, en parte, quedaron incorporadas en EAP que resistieron y sobrevivieron a los impactos negativos de aquella. Ello explica en gran parte la aparente contradicción existente entre la disminución de explotaciones ocurrida en ambas provincias y el aumento de la superficie censada. Seguramente, cuando los productores patagónicos asuman el aprovechamiento de la potencialidad de la fauna nativa (guanaco y choique, principalmente, entre otras especies), aumentará tanto el número de EAP como de ”población rural dispersa”, ya que esta última disminuyó significativamente entre 1991 y el 2001 en ambas provincias (en Río Negro poco más de 24% y en Santa Cruz alrededor de 32%), no obstante el aumento de la superficie cultivada en ambos casos. Por otra parte, en ambas Provincias se registró un aumento de las existencias de bovinos y una fuerte disminución de las existencias de ovinos consecuencia del precio que tuvo la lana (principal producto de estas majadas) durante el período entre los censos, además de las inclemencias climáticas. Cabe destacar que la crisis ovina dio lugar a un sustancial aumento de las existencias de guanacos y de otras especies de la fauna nativa, constituyendo un capital natural que adecuadamente manejado puede generar un cambio profundo en las economías de las provincias patagónicas, con un fuerte impacto positivo respecto a la demanda de fuerza de trabajo. Además, debe señalarse que en casi todas ellas se observa una incipiente actividad de manejo y aprovechamiento del choique y un creciente interés por el guanaco.En lo que concierne a Santiago del Estero, también la disminución de EAP estuvo acompañada de un aumento de la superficie censada y de un fuerte crecimiento de la superficie cultivada que, entre ambos censos, pasó de 398 mil a 873 mil hectáreas, 50% de dicho incremento correspondió a la expansión del cultivo de oleaginosas en predios de gran extensión y método de producción similar al usado en la región pampeana, lo que explica el escaso incremento de la “población rural dispersa” entre los años 1991 y 2001 (alrededor de 3%). Además, se observa un fuerte incremento de las existencias de ganado bovino y caprino, acompañado de una disminución, como ocurrió en prácticamente todo el País, de las existencias ovinas.Chaco es un caso con ciertas semejanzas a lo ocurrido en Santiago del Estero, pero con serias implicancias sociales por la fuerte disminución de la superficie cultivada con su tradicional cultivo industrial: el algodón. En efecto, la desaparición de EAP, entre ambos censos, implicó también la pérdida de prácticamente un tercio de su “población rural dispersa”, ya que la expansión de la superficie cultivada con oleaginosas, cereales y forrajeras siguió a grandes trazos el modelo usado en la región pampeana, con muy bajo uso de fuerza de trabajo humano, no compensando la disminución de la demanda de ésta por los cultivos industriales. Como en Santiago del Estero, se observa un significativo aumento de las existencias bovinas respecto a 1988, pero una disminución de alta significación en relación a las registradas en los años 1994 y 2000. Podría asumirse que el aumento de la superficie cultivada implicó un cambio en el uso de la tierra. Formosa, otra provincia con desaparición de EAP y aumento de superficie censada, constituye también un caso donde se observa una pérdida de “población rural dispersa” como consecuencia de la fuerte disminución de la superficie cultivada con algodón, la que pasó de casi 60 mil a alrededor de 13 mil hectáreas, no compensada por aumentos de la superficie cultivada con oleaginosas y forrajeras. La existencia de ganado bovino se mantienen sin grandes modificaciones, pero las existencias del resto de las especies pecuarias disminuyeron.La Rioja es el único caso en el que se registró un aumento de las EAP y de la superficie censada, pero con pérdida de 6,6% de la “población rural dispersa”. Entre ambos censos, en esta Provincia disminuyeron las superficies cultivadas con cereales, oleaginosas y cultivos industriales, aumentando en cambio de 12 mil a 61 mil las hectáreas con otros cultivos. Los resultados publicados hasta hoy por el INDEC no permiten profundizar en el análisis tendiente a explicar lo ocurrido en la Provincia. Las existencias bovinas y caprinas aumentaron sustancialmente. La Pampa presenta una disminución de las EAP, un pequeño aumento de la superficie censada, un ligero retroceso en el total de la superficie cultivada y un cambio en la estructura según cultivos. En efecto, entre ambos censos, la superficie cultivada con oleaginosas pasó de 157 mil a 328 mil hectáreas, mientras que la cultivada con cereales disminuyó aproximadamente 45 mil hectáreas y la del resto de cultivos bajó de 1,9 millones a 1,7 millones de hectáreas. Por su parte, la existencia de bovinos aumentó alrededor de 20%, pero las existencias del resto de las especies pecuarias disminuyeron. En Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur el censo del 2002 informó pequeños incrementos del número de EAP y de superficie censada. Las existencias bovinas aumentaron levemente y, como sucedió en el resto de las provincias patagónicas, la existencias ovinas disminuyeron. También, como en ellas, en esta Provincia aumentaron las existencias de especies nativas, fundamentalmente de guanaco. En el resto de Provincias presenta como característica en común la disminución de las EAP y de la superficie censadas, a la par de un aumento de la superficie cultivada, si bien de diversa magnitud por las propias historias agrarias de ellas. Así, en las de mayor tradición agrícola se observa un fuerte incremento de la superficie cultivada con oleaginosas, como son los casos de Santa Fe, Entre Ríos y Tucumán, donde dicha expansión se realizó en detrimento de la superficie usada con cultivos industriales y otros cultivos. En cambio, en San Luis el aumento de la superficie cultivada con oleaginosas se realizó mediante el cambio del uso de la tierra pecuaria a agrícola, cambio que también dio lugar al aumento de la superficie cultivada con diversas especies. Globalmente, las existencias pecuarias disminuyeron en casi todas las Provincias, siendo pocos los casos en que se mantuvieron en los anteriores niveles. Cuadro Nº 1. Comparación entre las cantidades de Explotaciones Agropecuarias y de Superficies Censadas en los años 1988 y 2002, a nivel de Nación y de ProvinciaProvincias EAP RELEVADAS(cantidad de EAP) Superficie Agropecuaria Total(en miles de hectáreas)CNA 1988 CNA 2002 Diferen-cas CNA 1988 CNA 2002 DiferenciasBuenos Aires 75.531 50.620 (24.911) 27.282,5 25.337,3 (1.945,2)Catamarca 9.538 7.905 (1.633) 2.620,4 1.515,0 (1.105,4)Chaco 21.284 17.000 (4.284) 5.324,5 5.822,6 + 498,1Chubut 4.241 3.686 (555) 19.266,3 19.128,8 (137,5)Córdoba 40.817 25.941 (14.876) 13.724,9 12.005,3 (1.719,6)Corrientes 23.218 14.850 (8.368) 7.098,4 6.620,0 (478,4)Entre Ríos 27.197 20.297 (6.900) 6.198,5 6.024,2 (174,3)Formosa 12.181 9.871 (2.310) 4.221,1 5.074,0 + 852,9Jujuy 8.526 8.403 (123) 1.883,9 1.282,4 (601,5)La Pampa 8.718 7.700 (1.018) 12.462,4 12.529,5 + 67,1La Rioja 7.197 7.591 + 394 2.444,8 3.032,5 + 587,7Mendoza 35.221 24.092 (11.129) 5.278,4 3.880,2 (1.398,2)Misiones 28.566 26.527 (2.039) 2.282,2 1.915,6 (366,6)Neuquen 6.641 3.890 (2.751) 2.774,3 2.547,7 (226,6)Río Negro 9.235 8.138 (1.097) 13.427,5 15.923,5 + 2.496,0Salta 9.229 9.327 + 98 6.039,5 4.206,8 (1.832,7)San Juan 11.001 8.449 (2.552) 1.204,2 608,6 (595,6)San Luis 6.962 4.234 (2.728) 6.053,6 5.383,3 (670,3)Santa Cruz 1.114 947 (167) 19.220,7 19.856,7 + 636,0Santa Fe 37.029 27.542 (9.487) 11.081,0 11.072,0 (9,0)Sgo. Del Estero 21.122 20.871 (251) 4.836,6 5.271,2 + 434,6Tierra del Fuego 82 89 + 7 1.147,4 1.161,2 + 13,8Tucumán 16.571 9.751 (6.820) 1.564,4 1.132,8 (431,6)TOTALES 421.221 317.721 (103.500) 177.437,4 171.038,2 (6.106,2)Fuentes: Elaboración específica para este documento, en base a información publicada por el INDEC en- Censo Nacional Agropecuario 1988. Resultados Generales, características básicas. Total del País. 26. Agosto de 1992, Buenos Aires, Argentina.- Resultados Provisionales Censo Nacional Agropecuario 2002. Información de Prensa, Buenos Aires, Argentina, 25 de marzo de 2003.NOTAS: – Entre ( ): disminución en el 2002 respecto a 1988;- Con signo + precediendo a la cantidad: aumento en el 2002 respecto a 1988.Cuadro Nº 2. Argentina – Población Rural y Población Urbana, Totales a nivel de Nación y Provincia, según los Censos de los años 1991 y 2001País – Provincia – Años TotalPoblaciónUrbana TotalPoblaciónRural TotalRuralAgrupada TotalRuralDispersa TotalPoblaciónARGENTINA Año 1991 28.436.110 4.179.418 1.118.092 3.061.326 32.615.528Año 2001 32.352.909 3.871.038 1.232.226 2.638.812 36.223.947Diferencias 3.916.799 (308.380) 114.134 (422.514) 3.608.419Buenos Aires Año 1991 11.986.709 608.265 181.185 427.080 12.594.974Año 2001 13.297.529 521.148 205.002 316.146 13.818.677Diferencias 1.310.820 (87.117) 23.817 (110.934) 1.223.703Catamarca Año 1991 184.483 79.751 52.621 27.130 264.234Año 2001 247.001 86.660 58.783 27.877 333.661Diferencias 62.518 6.909 6.162 747 69.427Ciudad Bs. As. Año 1991 2.965.403 0Año 2001 (2.768.772) 0Córdoba Año 1991 2.380.024 386.659 147.550 239.109 2.766.683Año 2001 2.718.369 343.242 158.073 185.169 3.061.611Diferencias 338.345 (43.417) 10.523 (53.940) 294.928Corrientes Año 1991 589.853 205.741 31.441 174.300 795.594Año 2001 737.905 191.331 31.188 110.143 929.236Diferencias 148.052 (14.410) (253) (64.157) 133.642Chaco Año 1991 575.913 263.764 31.493 232.271 839.677Año 2001 780.440 202.647 39.055 163.592 983.087Diferencias 204.527 (61.117) 7.562 (68.679) 143.410Chubut Año 1991 313.692 43.497 21.205 22.292 357.189Año 2001 370.011 43.229 23.710 19.519 413.240Diferencias 56.319 (268) 2.505 (2.773) 56.051Entre Ríos Año 1991 791.685 228.572 49.531 179.041 1.020.257Año 2001 951.796 205.003 57.558 147.445 1.156.799Diferencias 160.111 (23.569) 8.027 (31.596) 136.542Formosa Año 1991 270.061 128.352 18.514 109.838 398.413Año 2001 375.153 110.547 18.320 92.227 485.700Diferencias 105.092 (17.805) (194) (17.611) 87.287(continua)País – Provincia – Años TotalPoblaciónUrbana TotalPoblaciónRural TotalRuralAgrupada TotalRuralDispersa TotalPoblaciónJujuy Año 1991 418.153 94.176 30.794 63.382 512.329Año 2001 521.561 89.923 34.872 55.051 611.484Diferencias 103.408 (4.253) 4.078 (8.331) 99.155La Pampa Año 1991 192.871 67.125 37.143 29.982 259.996Año 2001 242.483 55.977 34.588 21.389 298.460Diferencias 49.612 (11.148) (2.555) (8.593) 38.464La Rioja Año 1991 167.142 53.587 34.247 19.340 220.729Año 2001 241.289 48.531 30.382 18.149 289.820Diferencias 74.147 (5.056) (3.865) (1.191) 69.091Mendoza Año 1991 1.099.526 312.955 41.053 271.902 1.412.481Año 2001 1.243.863 332.722 56.363 276.359 1.576.585Diferencias 144.337 19.767 15.310 4.457 164.104Misiones Año 1991 493.417 295.498 44.369 251.129 788.915Año 2001 672.951 290.918 42.603 248.315 963.869Diferencias 179.534 (4.580) (1.766) (2.814) 174.954Neuquén Año 1991 335.553 53.280 15.985 37.295 388.833Año 2001 419.350 53.695 18.220 35.745 473.045Diferencias 83.797 415 2.235 (1.550) 84.212Río Negro Año 1991 405.010 101.762 36.043 65.719 506.772Año 2001 466.253 86.424 36.664 49.760 552.677Diferencias 61.243 (15.338) 621 (15.959) 45.905Salta Año 1991 684.101 182.052 46.551 135.501 866.153Año 2001 898.402 181.020 60.390 120.630 1.079.422Diferencias 214.301 (1.032) 13.839 (14.871) 213.269San Juan Año 1991 424.416 44.663 17.661 27.002 469.079Año 2001 528.267 93.827 37.212 56.615 622.094Diferencias 103.851 49.164 19.551 29.613 153.015San Luis Año 1991 232.400 54.058 22.880 31.178 286.458Año 2001 320.006 46.894 24.472 22.422 366.900Diferencias 87.606 (7.164) 1.592 (8.756) 80.442Santa Cruz Año 1991 146.076 13.763 6.866 6.897 159.839Año 2001 189.577 7.614 2.945 4.669 197.191Diferencias 43.501 (6.149) (3.921) (2.228) 37.352(continua)País – Provincia – Años TotalPoblaciónUrbana TotalPoblaciónRural TotalRuralAgrupada TotalRuralDispersa TotalPoblaciónSanta Fe Año 1991 2.429.291 369.131 150.302 218.829 2.798.422Año 2001 2.672.908 324.468 151.314 173.154 2.997.376Diferencias 243.617 (44.663) 1.012 (45.675) 198.954Santiago del Es-tero Año 1991 407.820 264.168 59.953 204.215 671.988Año 2001 530.608 275.739 65.514 210.825 806.347Diferencias 122.788 11.571 5.561 6.610 134.359Tucumán Año 1991 875.208 266.897 37.173 229.724 1.142.105Año 2001 1.060.424 276.240 43.734 232.506 1.336.664Diferencias 185.216 9.343 6.561 2.782 194.559Tierra del Fue-go, Antártida e Islas del Atlántico Sur Año 1991 67.303 2.066 491 1.575 69.369Año 2001 97.991 2.969 1.264 1.705 100.960Diferencias 30.688 903 773 130 31.591Fuentes: isminución específica para este documento, en base a información publicada por el INDEC en- Censo Nacional de Población y Vivienda 1991- Censo Nacional de Población y Vivienda 2001.Nota: entre ( ) disminución en el 2001 respecto a 1991. Cuadro Nº3. Evolución de las existencias pecuarias a nivel de Nación y Provincia, entre los años 1988 y 2002Provincias y Especies Años (cantidad de cabezas)CNA 1988 ENA 1994 ENA 2000 CNA 2002Buenos Aires- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcino 16.837.7874.527.9694.889861.392 19.389.3612.677.765 17.889.3001.741.200 16.186.0931.414.835524.527Catamarca- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcino 246.47089.926162.02516.343 193.55483.519164.246 204.90070.300156.600 216.726190.553Córdoba- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcino 7.120.478275.338193.7231.060.904 7.644.032315.563 6.154.900256.200 5.917.353453.801Corrientes- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcino 3.588.5461.728.3954.91222.984 3.853.4301.200.483 3.629.9001.072.700 3.483.858858.681Chaco- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcino 1.511.16276.537112.47798.940 2.429.97872.644283.333 2.305.000139.200259.200 1.971.541Chubut- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 124.5095.212.414138.32710.903 133.7834.646.776107.914 130.1004.016.60096.000 141.0913.870.958Entre Ríos- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 3.832.166764.4985.34871.112 4.175.103511.098 3.807.100349.900 3.583.64856.804Formosa- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 1.168.48969.41784.51966.416 1.243.39873.867212.561 1.060.30075.700164.000 1.294.552(continua) Provincias y Especies Años (cantidad de cabezas)CNA 1988 ENA 1994 ENA 2000 CNA 2002Jujuy- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 83.068601.297139.2739.069 89.290571.975185.645 95.600532.300178.000 86.470441.753153.402La Pampa- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 3.052.312474.07778.853134.178 3.459.959385.24071.638 3.170.200252.300 3.641.75264.118La Rioja- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 180.47723.339125.8516.776 278.52114.902144.447 195.50021.100111.800 250.947223.552Mendoza- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 276.028108.772616.57236.593 314.18049.207667.669 246.20028.000477.900 255.857662.272Misiones- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 221.5023.8301.516121.437 254.0322.411 290.300 307.554Neuquen- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 173.466460.976820.5479.334 168.505309.237723.342 157.900244.500617.000 140.488157.188641.115Río Negro- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 442.5202.639.626295.18120.315 459.5062.038.628209.666 464.8001.729.600141.700 511.8141.597.683169.092Salta- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 426.883184.197192.16748.460 441.158181.531224.434 421.400147.500256.700 487.797197.071San Juan- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 40.41626.82882.57118.770 40.94421.75863.400 26.30014.40054.600 40.61774.036(continua)Provincias y Especies Años (cantidad de cabezas)CNA 1988 ENA 1994 ENA 2000 CNA 2002San Luis- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 1.092.050108.176122.75928.159 1.210.17987.367105.356 1200.30078.000135.200 1.306.73814.255Santa Cruz- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 32.1884.094.6581.3211.645 37.5792.829.849 45.1001.978.200 54.6692.161.260Santa Fe- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 5.702.18535.95411.231557.610 6.403.58673.86257.763 6.225.90093.300 5.899.600402.454S. del Estero- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 753.012215.448496.71397.035 764.281174.200547.955 817.700196.900482.100 1.056.043702.470Tucumán- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 151.09926.25319.29041.494 147.41318.05519.648 124.60027.60025.000 100.69914.509T. del Fuego- Bovinos- Ovinos- Caprinos- Porcinos 18.343660.7581.783 25.182582.633 23.100496.100 28.152522.276Nación- Bovinos- Ovinos (1) – Caprinos (1)- Porcinos (1) 47.075.15622.408.6833.710.0653.341.652 53.156.95416.922.5703.977.950 48.686.40013.561.6003.490.200 46.964.05912.502.4923.964.1462.099.765(1) En el conjunto del resto de provincias, la evolución global de las existencias ovinas, caprinas y porcinas fueron las siguientes: Existencias ENA 1994 ENA 2000 CNA 2002Ovinos resto del País 1.477.858Caprinos resto del País 188.933 334.400 936.074Porcinos resto del País 583.806Fuentes: Elaboración específica para este documento, en base a información publicada por el INDEC.- Censo Nacional Agropecuario 1988. Resultados Generales, características básicas. Total del País. Nº26. Agosto de 1992, Buenos Aires, Argentina.- Encuesta Nacional Agropecuaria de los años 1994 y 2000- Resultados Provisionales Censo Nacional Agropecuario 2002. Información de Prensa, Buenos Aires, Argentina, 25 de marzo de 2003.Cuadro Nº 4. Evolución de las superficies sembradas y cosechadas con cereales y oleaginosas en Buenos Aires y Córdoba. Promedio de los quinquenios entre los años agrícolas 1969-2001Buenos Aires: Quinquenios(promedios) Cereales(superficie en ha) Oleaginosas(superficie en ha)Sembrada Cosechada Sembrada Cosechada1969-73 6.879.843 5.069.273 1.145.493 977.4881973-77 7.134.500 5.154.454 1.168.254 1.056.8361977-81 6.868.120 5.144.732 1.718.764 1.640.0721981-85 7.207.560 5.869.990 2.315.700 2.258.9701985-89 5.789.896 4.660.732 2.639.780 2.566.7001989-93 5.079.132 4.306.896 2.817.204 2.731.7421993-97 5.568.343 4.880.850 3.175.450 3.106.4721997-01 5.714.118 4.978.553 3.616.870 3.516.004Córdoba: Quinquenios(promedios) Cereales(superficie en ha) Oleaginosas(superficie en ha)Sembrada Cosechada Sembrada Cosechada1969-73 3.174.980 1.967.870 606.100 551.5451973-77 3.290.178 2.205.408 733.210 689.2101977-81 3.294.180 2.164.260 967.084 911.9341981-85 2.990.814 2.235.748 1.305.060 1.288.1801985-89 1.972.618 1.364.414 1.744.260 1.650.7101989-93 2.135.014 1.392.820 1.881.024 1.820.9411993-97 2.371.308 1.578.310 2.455.224 2.372.0171997-01 2.335.854 1.791.553 2.778.105 2.706.937Fuente: elaboración específica para este estudio, en base a información de la SAGPyA.Cuadro Nº 5. Comparación entre los totales de las Superficies Implantadas en 1ra. Ocupación en los Censos de los años 2002 y 1988, a nivel de Nación y Provincia, por grandes grupos de Cultivos:Provincias Años Superficie Implantada en 1ra. Ocupación. Años 2002 y 1988 (hectáreas)Cereales Oleaginosas Industriales OtrosCultivos TotalBuenos Aires 20021988Dif. 4.003.8733.617.430386.443 2.630.5961.827.941802.655 1.8585.224(3.366) 4.134.0025.694.651(1.560.649) 10.761.00011.145.246(384.246)Catamarca 20021988Dif. 22.86113.6639.198 17.1155.20511.910 1.8616.120(4.259) 111.39629.19282.204 153.23254.18099.052Chaco 20021988Dif. 182.66990.86291.807 455.768206.592249.176 182.452289.048(106.596) 123.45487.82035.634 944.342674.322270.020Chubut 20021988Dif. 1.162919243 000 1451(37) 37.80331.8285.975 38.97832.7986.180Córdoba 20021988Dif. 2.168.0361.505.073662.963 2.440.6891.505.174935.515 1.7115.370(3.659) 2.613.9664.199.425(1.585.459) 7.224.4027.215.0429.360Corrientes 20021988Dif. 54.29848.3205.978 3.2288.489(5.261) 20.93640.797(19.861) 285.050182.095102.955 363.512279.70183.811Entre Ríos 20021988Dif. 590.021258.286331.735 532.554265.135267.419 1.1223.267(2.145) 514.990735.014(220.024) 1.638.6861.261.702376.984Formosa 20021988Dif. 13.34817.899(4.551) 6.7481.4605.288 13.27358.119(44.846) 76.30342.61233.691 109.672120.090(10.418Jujuy 20021988Dif. 6.7075.2431.464 1.9083.470(1.562) 68.83365.2843.549 64.02160.7473.274 141.470134.7446.726La Pampa 20021988Dif. 534.061578.640(44.579) 327.765156.975170.790 090(90) 1.706.3871.922.993(216.606) 2.568.2132.658.698(90.485)La Rioja 20021988Dif. 683864(181) 0644(644) 3.1617.119(3.958) 61.25411.71049.544 65.09920.33744.762Mendoza 20021988Dif. 1942.522(2.328) 06(6) 0157.140(157.140) 192.898131.90360.995 193.092291.571(98.479)(continua)Provincias Años Superficie Implantada en 1ra. Ocupación. Años 2002 y 1988 (hectáreas)Cereales Oleaginosas Industriales OtrosCultivos TotalMisiones 20021988Dif. 25.61430.210(4.596) 7.20335.574(28.371) 199.529190.3349.195 442.298330.985111.313 674.644587.10387.541Neuquen 20021988Dif. 2011.424(1.223) 01(1) 0154(154) 47.10442.9174.187 47.30644.4962.810Río Negro 20021988Dif. 7.4802.6664.814 1501149 2065.839(5.633) 117.093103.12813.965 124.929111.63413.295Salta 20021988Dif. 124.57470.59653.978 229.40598.732130.673 19.43339.078(19.645) 255.058241.74113.317 628.470450.147178.323San Juan 20021988Dif. 2941.603(1.309) 01(1) 047.156(47.156) 79.65323.38156.272 79.94772.1417.806San Luis 20021988Dif. 88.439104.458(16.019) 123.85914.978108.881 061(61) 657.748555.751101.997 870.046675.248194.798Santa Cruz 20021988Dif. 02(2) 000 000 9.6732.0997.574 9.6732.1017.572Santa Fe 20021988Dif. 1.495.9931.151.105344.888 1.749.0391.096.270652.769 15.43454.966(39.532) 1.090.1761.722.275(632.099) 4.350.6424.024.616326.026Stgo. del Estero 20021988Dif. 237.671100.141137.530 315.20875.491239.717 45.97440.9485.026 274.044181.47392.571 872.896398.053474.843Tierra del Fuego 20021988Dif. 05(5) 000 000 2076.675(6.468) 2076.680(6.473)Tucumán 20021988Dif. 151.49474.63476.860 175.952126.09649.856 175.243218.508(43.265) 10.75986.573(75.814) 491.930505.811(13.881)TOTALES 20021988 9.709.6727.676.562 9.017.1865.428.234 751.0391.234.675 12.883.81816.426.990 32.352.38530.766.4612002 – 1988= 2.033.110 3.588.952 (483.636) (3.543.172) 1.585.924Fuentes: Elaboración específica para este documento, en base a información publicada por el INDEC en- Censo Nacional Agropecuario 1988. Resultados Generales, características básicas. Total del País. Nº26. Agosto de 1992, Buenos Aires, Argentina.- Resultados Provisionales Censo Nacional Agropecuario 2002. Información de Prensa, Buenos Aires, Argentina, 25 de marzo de 2003.Notas: – Dif. = Diferencia- La superficie cultivada es la denominada de “1ra. Ocupación”, no disponiendo aun de la información correspondiente a la “2da. Ocupación”, que en el Censo del año 1988 constituyó alrededor de 7% del total . En este Cuadro, al consignar la información de la superficie cultivada en 1988, se tomó solo la denominada de “1ra. Ocupación”.- Entre ( ): disminución en el 2002 respecto a 1988Cuadro Nº 6. Evolución de los rendimientos de los principales cultivos de cereales y oleaginosas en la provincia de Buenos Aires. Promedio de quinquenios entre los años agrícolas 1969-2001Quinque-nios Rendimientos promedio quinquenal (quintales / hectárea)Maíz Sorgo Trigo CC (1) CF (2) Centeno Avena Soja Girasol69-73 34,4 27,9 14,9 13,8 11,9 8,1 14,1 13,2 7,273-77 36,6 35,2 15,2 14,0 12,2 9,8 13,8 16,1 8,177-81 38,4 34,5 15,7 14,4 12,1 10,0 14,2 20,1 10,381-85 38,9 36,8 19,0 19,2 13,3 11,1 14,7 20,2 13,285-89 41,0 34,7 18,6 22,8 12,3 9,9 14,8 21,6 14,289-93 46,6 39,0 21,5 25,1 15,1 10,0 15,2 20,5 16,493-97 54,3 42,8 24,5 24,4 17,4 11,7 15,1 19,7 19,097-2001 63,6 47,3 26,0 26,2 22,3 13,5 17,6 25,0 16,8Fuente: elaboración específica para este estudio, en base a información de la SAGPyA.Notas: cabe señalar que casi la totalidad de la semilla de soja utilizada es transgénica y que su uso esta asociado con glifosato (herbicida) y cantidades crecientes de 2,4-D y otros principios activos químicos altamente tóxicos para la salud humana.INFORMACIÓN COMPLEMENTARIASaldos Inmigratorios, años 1857 a 1954Períodos Saldo Inmigratorio1857 – 1860 11.1001861 – 1870 76.6001871 – 1880 85.1001881 – 1890 637.7001891 – 1900 319.9001901 – 1910 1.120.2001911 – 1920 269.1001921 – 1930 878.0001931 – 1940 72.7001941 – 1946 33.0001947 – 1954 747.000Fuente: Cuadro Nº 30, Saldos Inmigratorios: 1857 – 1954. Extraído de Gino Germani. “Estructura Social de la Argentina. Análisis estadístico”. Ediciones Solar, 1987. Reedición. La nota al pie del Cuadro dice: cifras compiladas por A. Bunge, “Ochenta años de inmigración”, publicado en la Revista de Economía Argentina, 1944, página 32, hasta 1940. Cifras posteriores: A. E. R. A. 1948 (Tomo I) y S. E. N. Se ha tenido en cuenta entradas por todas las vías y no únicamente de ultramar, como lo había hecho Bunge; la diferencia es mínima y las cifras son prácticamente comparables.El estilo de Desarrollo Sustentable, ocupación mano de obra semi – intensivad.1) Aspectos Generales y Procesos. La racionalidad de este estilo está centrada en la satisfacción de las necesidades esenciales de la población de esta generación y de la futura, en base a la intensa utilización de los ecosistemas, maximizando la producción y el aprovechamiento y minimizando la degradación y el desaprovechamiento. Este estilo postula la activa participación de la población en las decisiones fundamentales del desarrollo, incluyendo la efectiva descentralización y democratización del Estado . La tecnología debería ser la adecuada para estos objetivos.Sobre la base mencionada, este estilo postula lo siguiente:Una articulación creativa con el mercado mundial, centrando su racionalidad en la búsqueda de un mejoramiento de la situación social, lo que implica la necesidad de desarrollar las medidas necesarias y las tecnologías adecuadas para producir o acceder a los satisfactores requeridos para atender la demanda interna y lograr una adecuada calidad de vida para la población. Los recursos naturales y el hábitat deben ser considerados como una fábrica de la naturaleza que puede trabajar adecuadamente restañando viejas heridas, evitando el desaprovechamiento y minimizando el subsidio energético, de tal forma que pueda utilizarse eficientemente la captación y pasaje de energía que brinda la trama trófica. Para que ello suceda debe pagarse los costos de producción de esta fábrica. En síntesis, este modelo incluye y sostiene lo siguiente: la generación de nuevas alternativas para absorber la población económicamente activa desocupada, movilizando para ello el potencial de los recursos naturales; la utilización de las ventajas comparativas a nivel mundial no puede ser sustitutiva de la producción nacional que garantice empleo y la satisfacción de las necesidades esenciales; el desarrollo de la ciencia y la tecnología adecuadas a los cambios postulados; el objetivo centrado en la calidad de vida exige la participación activa de la población en la resolución de sus propios problemas; el proceso de democratización creciente del Estado y la organización de la población en función de tecnologías para la producción, maximizando la producción y minimizando la degradación y el desaprovechamiento, deben coincidir para hacer posible la sustentabilidad a nivel ecológico, económico y social.El desempeño de un papel más activo y participativo del Estado, así como una distribución sustancialmente diferente del ingreso nacional, el ordenamiento ambiental del territorio, la concepción ambiental en el desarrollo de ciudades y la evaluación ambiental de los proyectos de inversión. La activa participación de la población en las decisiones fundamentales debe orientar las acciones que tendrán como objetivo esencial la satisfacción de las necesidades esenciales de la población.d.2) Aspectos de Planificación y Ambiente. En un Plan de Desarrollo Sustentable, la estrategia consiste en un conjunto coherente de políticas, programas, proyectos y acciones pensadas y ejecutadas con el objetivo de concretar un sustancial mejoramiento de la calidad de vida de la población, de acuerdo a sus valores culturales, mediante la utilización integral y a largo plazo de los ecosistemas, tecnosistemas y agroecosistemas, sin pérdidas de biodiversidad, el uso de tecnologías adecuada a estos fines y la activa participación de la población en las decisiones fundamentales.Al decir calidad de vida, nos referimos a la calidad definida a través del vínculo dinámico entre el individuo y su ambiente, donde la satisfacción de necesidades implica la participación continua y creativa del sujeto en la transformación de la realidad. Esto significa un proceso en que el conflicto dinamiza e impulsa el desarrollo tanto individual como social. Significa también una situación siempre cambiante, en la que existe un proyecto de futuro. El sujeto individual o colectivo percibe sus satisfactores y evalúa la calidad de vida desde su propio pensamiento, determinado éste por el lugar que ocupa en la estructura social, en un momento y en una sociedad determinados. A continuación definimos algunos aspectos salientes de la estrategia del desarrollo sustentable: a) La estrategia del desarrollo sustentable parte del reconocimiento de que el principal esfuerzo para concretar el objetivo principal de este estilo debe ser realizado por los actores sociales locales, asignando además un papel activo a los recursos y tecnologías locales.b) La utilización integral de los recursos. Este tipo de desarrollo, sustancialmente diferente de los anteriores, parte de la valorización de los recursos propios (locales) y de su papel activo y directo en la satisfacción de los requerimientos de la población, manejados bajo criterios de largo plazo y con la tecnología adecuada a los objetivos de este estilo de desarrollo. La sola utilización de las ventajas comparativas no posibilita la aplicación de los conceptos del manejo integral de los recursos. c) La tecnología adecuada debe ser la resultante de la consideración del conjunto de factores concurrentes a la concreción del objetivo del estilo de desarrollo. Por sector, a título de ejemplo, puede sintetizarse de la siguiente forma:· En la industria, el conjunto de factores requiere del uso de tecnologías que deben operar en el marco del ordenamiento ambiental del territorio y el ordenamiento ambiental de ciudades. · En el agro, las tecnologías usadas deben ser las adecuadas para la concreción de procesos de cambios en ecosistemas para la producción de productos orgánicos, el manejo integral de plagas y la minimización en el uso de subsidios energéticos en general. · En Infraestructura, las soluciones a problemas o a requerimientos de infraestructura deben ser compatibles con las características del paisaje intervenido. Caso contrario generará mayores costos de mantenimiento.O sea, expresada en el contexto de la problemática del desarrollo, la tecnología seleccionada deberá: a) ser compatible con la particular dotación de recursos naturalesb) estar relacionada con los recursos naturales que integran la oferta de los ecosistemas intervenidosc) ser la adecuada para concretar un grado de artificialización de los ecosistemas, coherente con los objetivos del desarrollo.d) no rebasar la capacidad de carga de los lugares donde se implante la industria.e) posibilitar la participación de la población en la determinación de las alternativas.h) tener en cuenta, como condición necesaria, la racionalidad de los sujetos sociales que la utilizan.EVOLUCION DE LA POBLACIÓN RURALArgentina – Total País: Población, Volumen y VariaciónIntercensal (absoluta y relativa)Años Total de ha-bitantes VariaciónAbsoluta Relati-va (%) 1869 1.830.214 2.214.697 121,01895 4.044.911 1914 7.903.662 3.858.751 95,41947 15.893.827 7.990.165 101,11960 20.013.793 4.119.966 25,91970 23.364.431 3.350.638 16,71980 27.949.480 4.585.049 19,61991 32.615.528 4.666.048 16,72001 36.223.947 3.608.419 11,1Evolución de la Población Rural y Total de Argentina (a)(en miles de habitantes). Censos de los años 1960, 1970, 1980, 1991y 2001Años 1960 1970 1980 1991 2001Población Rural (1) 5.252,2 4.910,5 4.754,6 4.179,4 3.871,0Población Total (2) 20.013,8 23.364,4 27.949,5 32.608,7 36.223,9Relación % (1) / (2) 26,2 21,0 17,0 12,8 10,7(a) la que se encuentra en núcleos humanos de menos de 2.000 habitantes.(1) incluye la población que vive en explotaciones agrícolas y la poblacióndispersa en el medio rural.(2) Total de población a nivel de País, en miles de habitantesFuente: INDEC. Censos Nacional de Población y Vivienda.Superficie Cultivada con Cereales, Oleaginosos y ForrajerasAños Superficie culti-vada: cereales+ oleaginosos(ha) (1) Superficie cultivada:Forrajeras(ha) (2) Superficie totaldel conjunto(ha) (1)+(2)=(3)1988 14.811.473 15.503.290 30.314.7632001 22.576.500 13.616.600 36.193.100Nota: Cabe señalar que las 30,3 MILL de ha cultivadas con Cereales, Oleaginosas yForrajeras constituyeron en 1988 casi 91,6% del Total de la superficie Implantada enel período de referencia censal.Fuentes: Censo Nacional Agropecuario 1988 y ENA 2001, INDEC.Evolución de la Población de más de 500 habitantes – 1960-2001(Población en cantidades absolutas, sin tener en cuenta la pérdida de la población resultante del crecimiento vegetativo)Provincias, Pue-blos y Partidos Año 1960(habitantes) Año 1970(habitantes) Año 1980(habitantes) Año 1991(habitantes) Año 2001(habitantes)BUENOS AIRES Pueblos * Indio Rico 1951 1385 1212 1008 1165* La Emilia 5608 5421* Germania 1577 1247 1320 1373 1433* Pipinas 1411 1226 880 1172 1020* Berutti 1364 1215 1119 947 874* A. G. Chávez 8748 8613* Patricios 1902 1159 979 815 743* French 1424 1109 782 804 813* Inés Indart 1378 1082 1200 1008 1002* Bordenave 1414 1080 1946 855 824* Pedernales 1902 1071 1208 1258 1369* Mechongué 1801 1064 1178 1398 1374* El Socorro 1857 1037 1328 1187 1194* Morse 1277 1306 1096 1161 1126* Villa Fortabat 3646 3433* Las Carabelas 1239 1029 1046 1082 1106* Rivera 3036 3016* Cacharí 3135 3028 2841 3074 2969* Torres 2699 2445 2360 1312 1727* Urdampilleta 2922 2524* Villa Iris 2640 2135 1187 2048 1950* Orense 2841 2099 2340 2188 2176* Oriente 2357 1954 2064 2140 1976*Santa Lucía 2791 1817 2038 2141 2352* Fco. Madero 1873 1596 1631 1480 1428* J. A. Gisasola 1967 1447 1075 965 939* María Ignacia 3023 1446 2033 1778 1822* Mechita 2042 1391 2085 2028 1860* Cnel. M. de Hoz 5941 926 941* Gral. Rojo 2531 2466* Rawson 2225 2184* Orense 2188 2176* Cabildo 2212 2125* Saavedra 2248 2107* Conesa 2162 2047* Villa Cacique 2475 2013* N. Olivera 2013 1978* Laguna Alsina 1720 1589* El Triunfo 1725 1560* Acevedo 1562 1558* Pirovano 1760 1536* O’Higgins 1379 1331* Barker 1401 1225* San Manuel 1266 1120* Juan Anchorena 1059 1028* La Violeta 1039 1004* Rafael Obligado 954 935* M- Alfonzo 1005 929* Villa Ortiz 892 857* Del Valle 896 836* Bordenave 851 824*. San Ricardo 878 809* Vivoratá 833 792* Patricios 815 743* La Colina 740 713* Garré 724 697* Blaquier 699 676* Comodoro Py 702 651* Bayauca 638 591* San Miguel 595 588* Villa Sauze 615 581* Gdor. Ugarte 592 561* Goyena 673 553* C. M. Naón 652 551* S.F. de Bellocq 678 547* Santa Regina 564 533* Parada Orlando 698 527* Timote 518 509Partidos * Adolfo Alsina 18077 16245* G. Chávez 12747 12037* Alberti 10627 10373* Avellaneda 344991 328980* Ayacucho 19634 19669* Benito Juárez 20350 19443* Bolívar 32757 32442* Bragado 40442 40259* Carlos Tejedor 12229 11539* Cnel. Dorrego 17741 16522* Gral. Arenales 15102 14876* Gral. Guido 2857 2771* Gral. Pinto 11610 11129* Gral.San Martín 406809 403107* Gral. Viamonte 17744 17641* Guaminí 12284 11257* H. Irigoyen 9038 8819* Lanús 468564 453082* L. N. Alem 16553 16358* Lobería 17647 17008* Monte Hermoso 3605 3602* Morón 334301 309380* Puán 17617 16381* San Cayetano 8687 8119* San Isidro 299023 291505* Tres de Febrero 349376 336467* Tres Lomas 7596 7439* Vicente López 289505 274082CATAMARCA Pueblos * Rincón 555 554* Famatanca 693 646* C. del Valle 563 543CÓRDOBA Pueblos * Guatimozín 2801 2389 2620 2577 2526* L. V. Mansilla 1175 1089 757 822 851* Las Tapias 1374 1300* Ucacha 4777 4747* Noetinger 4207 4023* Inriville 3815 3778* Guatimozín 2577 2524* H. Renancó 8682 8640* Cras. El Sauce 483 289* H. Renancó 8682 8637* Camilo Aldao 5121 4895* Corralito 1923 1873* Bengolea 825 812CHACO Departamentos * 2 de Abril 7522 7435* Sta. M. de Oro 12264 10485* Maipú 24933 24747* O’ Higgins 20661 19235CHUBUT Pueblos¨ * Diadema Arg. 1139 1027 1093 1108 1058* Tecka 1014 955Departamentos * Gastre 1900 1508* Languiñeo 3321 3017ENTRE RÍOS Pueblos * E. Carbó 728 708* V. San Marcial 655 614* Gdor. Solá 510 479FORMOSA Pueblos * Cnia. Pastoril 944 808JUJUY Pueblos * El Talar 2703 2709* El Puesto 1330 1055* Arrayanal 953 918* Parapetí 898 700* R. De Río Grande 552 484* Don Emilio 548 482* Centro Forestal 562 474* Tres Cruces 604 431Departamentos * Humahuaca 18183 16765* Rinconada 3076 2298* Santa Catalina 3176 3140LA PAMPA Departamentos * Hucal 7938 7838* Lihuel Calel 592 547* Limay Mahuida 586 475* Trenel 5470 5324* Guatraché 9425 9306Pueblos * Alpachiri 1859 1797* Bernasconi 1630 1543* Rolón 698 672* Metileo 515 483LA RIOJA Pueblos * Villa Mazán 1775 1227MENDOZA Pueblos * Monte Comán 3915 3712* Mendoza 121620 110993* Carmensa 926 923* Rama Caída 903 901* La Libertad 686 629* C. Los Andes 878 530NEUQUEN Pueblos * Departamentos * Collón Curá 7865 4395RÍO NEGRO Pueblos * Cinco Saltos 18931 17739* Catriel 15796 14720* Sierra Grande 11192 6764* Villa Alberdi 612 607* Barrio Mosconi 586 517* Ñorquinco 509 444Departamentos * Ñorquinco 2356 2079* Valcheta 5091 4946* San Antonio 24216 23992SAN JUAN Pueblos * San Juan 119423 112778* San Isidro 1458 1454* Huaco 1086 975* Carpintería 872 857Departamentos * Capital 119423 112778SANTA CRUZ Pueblos * Y. Río Turbio 6746 6650* Rospentek 607 519* Julia Dofour 416 246* Koluel Kaike 201 146* Mina 3 1034 71SANTA FE Pueblos *San Cristóbal 13991 13645* Laguna Paiva 11771 11405* Sastre 5165 5090* M. Paz 3554 3427* Moisés Ville 2483 2432*Villa Mugueta 2295 2283*La Gallareta 2229 2150* J. B. Molina 1455 1363* Villada 1291 1244* Godoy 1168 1142* San Eduardo 1167 1072* Labordeboy 991 982SAN LUIS Pueblos * Beazley 817 803* La Calera 712 615* Villa Reynolds 603 408Departamentos * Belgrano 4001 3881L.G.San Martín 5939 5189S. DEL ESTERO Departamentos * Mitre 1894 1813(a) en la información publicada sobre los resultados del Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda del 2001, no figuran desagregados estos Pueblos rurales, pero nada lleva a suponer que se revirtió la tendencia hacia la pérdida de población, tanto en términos absolutos como relativos (no retención de una cantidad equivalente al crecimiento vegetativo intercensal.Fuente: elaborado en base a información del Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda 2001.Evolución de la proporción (%) de la Población Ocupada en elSector Agropecuario respecto a la Población Total OcupadaPROVINCIAS AÑO 1960 AÑO 1970 AÑO 1991 AÑO 2001Total País 8,2Buenos Aires 11,6 8,1 s/I 4,4Catamarca 26,0 29,4 20,8 9,4Córdoba 21,9 18,0 9,5 9,2Corrientes 39,0 31,6 24,0 15,6Chaco 40,9 40,6 17,9 18,3Chubut 25,7 20,5 7,2 7,3Entre Ríos 30,0 27,7 16,8 14,3Formosa 45,2 43,8 22,2 18,1Jujuy 33,0 22,3 17,2 14,7La Pampa 39,0 35,3 17,5 17,4La Rioja 21,3 28,9 15,3 7,0Mendoza 30,0 26,7 12,9 15,1Misiones 47,1 46,9 26,0 27,7Neuquen 28,3 24,0 14,5 6,5Río Negro 37,8 s/I 12,3 14,8Salta 28,8 29,0 11,8 13,9San Juan 34,1 32,0 12,7 16,4San Luis 22,2 26,5 11,4 10,9Santa Cruz 25,3 31,7 5,9 4,0Santa Fe 20,7 18,3 9,1 9,1Santiago del Estero 28,9 36,9 22,6 18,3Tierra del Fuego 21,2 15,6 1,9 1,8Tucumán 29,5 27,0 s/I 10,3FUENTE: Elaborado en base a datos del INDEC.Buenos Aires, Abril 14 del año 2003Ing. Agr. Guillermo Gallo MendozaIng. Agr. Lucas Gallo Mendoza