Get Adobe Flash player
Visitas
091301
Visit Today : 20
Total : 91301

Plan Ganadero Nacional

CONSIDERACIONES DEL FRENTE AGROPECUARIO NACIONAL PARA LA ELABORACIÓN DE UN PLAN GANADERO DE MEDIANO Y LARGO PLAZO COMO PARTE DE UNA PROPUESTA DE POLÍTICAS ACTIVAS PARA EL SECTOR AGROPECUARIO

1º Observaciones generalesLa solución a los problemas que enfrenta el agro, crecientes en cuanto a los efectos socioeconómicos y ambientales que se presentan cíclicamente, solo podrá concretarse a través de un verdadero Proyecto de Desarrollo Agropecuario y Forestal enmarcado en un Plan de Ordenamiento Ambiental del territorio en horizontes de corto, mediano y largo plazo no antagónicos entre sí, y que considere al sector como una unidad que abarca no solo a los productores y sus predios sino al conjunto de recursos naturales con potencialidad productiva y a los efectos e impactos ambientales valorizados e identificados que permitan diseñar y propiciar una matriz social y productiva sustentable y funcional a los intereses de la Argentina como Nación Esto implica que no se puede tratar, como compartimentos estancos, entre otras, a las políticas macroeconómicas, a las tributarias, incluyendo las retenciones a las exportaciones, a las de ciencia y tecnología, a las de fomento y promoción a determinadas actividades productivas y/o de transformación, a las de exportación, a las de abastecimiento a los requerimientos internos de alimentos, a las de semillas, biotecnología y biocombustibles, a las del control de plagas y enfermedades, a las concernientes al cumplimiento de tratados internacionales, a las de seguridad en el medio rural, a las de colonización y tenencia de la tierra, tanto bajo formas propietarias como no propietarias, a las de control de la sanidad, calidad y trazabilidad de animales y plantas y a las de comercialización tanto de los productos primarios como secundarios generados en el sector.Por lo expuesto consideramos que el diseño de cualquier plan de desarrollo productivo, en este caso, un Plan Ganadero Nacional de mediano y largo plazo debe ser compatible y complementario de un proyecto de desarrollo agropecuario y plan de ordenamiento ambiental que propiciamos y que el gobierno nacional debe proponer para su debate y discusión.Desde el Frente Agropecuario Nacional y numerosas organizaciones regionales de productores distribuidas en el País sin representación directa en las mesas de las decisiones políticas nacionales creemos necesaria una profunda revisión y reformulación de la legislación vigente que involucra al sector y a los recursos naturales en general, entre otras, a las concesiones de agua para riego respecto a su función social y a otros recursos estratégicos para la vida.Un verdadero plan ganadero de mediano y largo plazo debe estar dotado de excelencia científica y tecnológica, promover la producción ganadera a través de pymes agropecuarias para abastecer mercados internacionales en expansión y a un consumo interno que pueda adquirir los productos cárnicos a precios que impliquen rentabilidad para el sector ganadero vacuno y desarrollo de carnes sustitutas, ser funcional a los intereses nacionales y establecer precios relativos equilibrados frente al resto de los sectores y entre los distintos eslabones de la cadena de ganados y carnes.Por lo expuesto proponemos un Plan Ganadero de mediano y largo plazo integrado a un proyecto de desarrollo agropecuario nacional que considere :q La plena vigencia de la Constitución Nacional y por lo tanto la modificación de la legislación y normativa contradictoria, para adecuarla a ella.q Acciones que frenen el éxodo rural y promuevan el arraigo, en el marco de una estrategia de ocupación del territorio nacional, cada vez mas “vacío” de productores agropecuarios, y eviten la aparición de grandes concentraciones de tierras, entre otras externalidades negativas, no conociéndose aún beneficios suficientes que justifiquen dicha concentración, exclusión y desarraigo rural. q Reivindicar históricamente a los cientos de miles de productores agropecuarios e integrantes de comunidades del interior descendientes de la primera, segunda, tercera y cuarta ocupación, muchos de ellos expulsados del medio rural como consecuencia de políticas equivocadas.q Suspender todas la acciones de desalojo contra pobladores individuales, familias de productores y comunidades, ocupantes legítimos de tierras a través de varias generaciones de argentinos y detener, con esta suspensión, los atropellos que actualmente ocurren en numerosas provincias y diversas regiones del país, siendo las más conocidas y no por ello las únicas, las denunciadas en las provincias de Salta, Formosa, Río Negro, Santiago del Estero y Misiones, entre otras.q La reorientación del uso de los recursos productivos agropecuarios y forestales, tanto en función de la capacidad de uso potencial de los mismos bajo criterios de uso sostenible, como en función de los intereses de la sociedad en su conjunto.q La regulación de los recursos hídricos utilizados para el riego, especialmente en aquellas provincias que no cuentan con un marco regulatorio sustentable y justo.La posición expuesta por el FAN en este breve documento, tiene en cuenta la información contenida en el trabajo adjunto, en el que puede observarse la pérdida de población en numerosos pueblos rurales y urbanos, así como de la población rural dispersa (en Explotaciones Agropecuarias), en términos absolutos y/o relativos.Estas consideraciones ponen de manifiesto: la falta de planificación y de previsiones en la implementación de políticas de crecimiento y desarrollo agropecuario y forestal que por décadas padece el sector agropecuario y externalidades negativas que deben tenerse en cuenta para poder diseñar el programa de desarrollo ganadero de largo plazo que propone la Secretaría de Agricultura.2º Plan ganadero de mediano y largo plazo Consideramos que el Plan Ganadero de mediano y largo plazo no puede agotarse en solucionar aspectos coyunturales y particulares de los diferentes eslabones de la cadena de ganados y carnes y por consiguiente creemos debe involucrar un programa que surja de la excelencia técnico-productiva y especializada de la cartera agropecuaria y sus organismos dependientes ( INTA, SENASA, PSA, PROSAP ) para finalmente complementarse y consensuarse en los aspectos ideológicos, políticos y gremiales con todos los eslabones y organizaciones de la cadena de ganados y carnes integradas a la mesa nacional junto con representantes de la Secretaría de Agricultura de la Nación.Desde el Frente Agropecuario Nacional proponemos a través de este documento algunas consideraciones y estudios básicos, a nuestro juicio, indispensables para poder establecer cualquier “ Plan de desarrollo productivo con sustentabilidad económica, ecológica y social “, en este caso para diseñar un Plan Ganadero Nacional:1- Fortalecer al SENASA como policía sanitaria y responsable directo en la certificación de calidad, sanidad, trazabilidad, planes sanitarios nacionales y otorgamiento de certificados internos e internacionales. Aumento de su presupuestro, autarquía financiera, jerarquización de sus oficinas locales y su consideración como la estructura básica sanitaria con funciones indelegables e inclaudicables e informatización suficiente para garantizar con certeza y credibilidad la sanidad, calidad y trazabilidad de animales , plantas cultivadas y alimentos que produce cada uno de los distritos del país sin intermediación alguna y mediante procedimientos razonables en lo económico, productivo y jurídico .2- Reformulación del IPCVA, con la participación de todas las entidades representativas de la cadena de ganados y carnes y con parámetros de promoción acordes con lo que establezca este proyecto ganadero de largo plazo y con las acciones y programas emanados de la Secretaría de Agricultura de la Nación.3- Estudios profundos y confiables, respecto a los mercados internos y externos.4- Conocer el costo de producción de la matriz productiva propuesta, especialmente respecto al balance de divisas con el exterior y a requerimientos de insumos importados. También, establecer sus probables consecuencias sobre la estructura social agraria.5- Precisar una política activa de financiamiento, que oriente a las decisiones respecto a para quiénes, qué y cómo producir. La reestructuración del crédito a los productores agropecuarios, estableciendo un sistema de seguro agropecuario integral y solidario que los cubra del riesgo de pérdida de sus predios por fracasos en la producción, y que les garantice servicios de asistencia técnica y de comercialización de sus productos para superar los períodos de crisis. Créditos a tasas preferenciales para implantación de praderas, instalaciones para el ganado, corrales de engorde, balanzas, mejoras, y puesta en marcha de establecimientos faenadores y pequeñas plantas industriales, retención de vientres y maquinaria agrícola para pymes agropecuarias. Reformulación de la Ley de emergencia agropecuaria en sintonía con el seguro agropecuario propuesto.6- Definir políticas activas alimentarias para minimizar, al menos, los problemas ocasionados por el hambre, la desnutrición y la mal nutrición que abarca a una porción significativa de la población nacional.7- Instrumentar una efectiva y sostenida dinamización de las actividades que deberían hacer uso de las potencialidades productivas de los recursos naturales existentes en las Provincias y zonas extra pampeanas, bajo criterios de desarrollo sustentable.8- Adecuar a la SAGPyA y a la ONCCA, para cumplir con la regulación y control de las actividades y acciones emanadas de los planes propuestos, en este caso el plan ganadero nacional. . 9- Dotar a la Subsecretaría de Alimentación y Mercados, de funciones concernientes a la elaboración, implementación y control de la agroindustria, con énfasis en el fomento y desarrollo de la agroindustria de menor tamaño, destinada a agregar valor a la producción de pequeños productores organizados en unidades asociativas agroindustriales, en este caso relacionadas con la producción pecuaria.10- Implementar la comunicación y extensión social, con énfasis sobre los sectores de productores más vulnerables en particular, y de pequeños y medianos en general.11- Propiciar junto a otros organismos e instituciones del sector público el retorno a las actividades agropecuarias de productores, o de sus hijos ( “expulsados” del sector durante la segunda mitad del siglo XX por la aplicación de políticas incorrectas )12- Diseñar e impulsar la creación de nuevas formas asociativas que posibiliten adecuadas economías de escala. Esta política integral implica la necesaria reparación histórica a los expulsados de las pequeñas y aún de medianas unidades de producción. Una política semejante debería ser aplicada para la instalación de nuevos productores agropecuarios.13- Activar la promoción, fomento y participación a través de la asistencia técnica, la comunicación y la extensión, de la agricultura y ganadería orgánica, incluyendo otras actividades productivas asociadas tanto a la agricultura como a la ganadería y al manejo sustentable de los bosques nativos14- Impulsar un cambio sustancial en la tributación del sector, consolidando criterios progresivos de tributos en función de la superficie, productividad, localización y uso. Eliminación del IVA a los productos de la canasta familiar, aplicación de ajustes por inflación, exención del ganado de cria, reproductores e inversiones productivas del impuesto a los bienes personales.15- Implementar una política de ciencia y tecnología que se corresponda con los cambios que se postulan para el sector, superando el actual nivel de conducta imitativa de lo que ocurre en ciertos países considerados avanzados, pero que en muchos casos implican sistemas con altos subsidios energéticos con degradación de los recursos naturales y expulsión de grandes contingentes de productores.16- Solucionar definitivamente los problemas generados por la deuda de los productores con el sistema bancario nacional y provinciales, especialmente los de las micro y pequeñas y medianas empresas. Refinanciación y recálculo de pasivos de los productores ganaderos , muchos de ellos, señalados por el sistema o marginados del circuito bancario.17- Promover, apoyar y fomentar la reactivación y la instalación de plantas agroindustriales en el interior del País. Existen numerosas plantas cerradas, muchas de ellas prácticamente propiedad de los Estados nacional y provinciales que podrían servir para originar unidades de producción integradas.18- Promover, apoyar y fomentar la exportación de productos agropecuarios con adecuados niveles exigibles de valor agregado. Desgravar el aumento del numero de vientres, el mejoramiento genético y el ganado faenado con pesos superiores a los 400 Kg. en pie19- Promover, apoyar, fomentar e implementar programas de capacitación tendientes a que los productores maximicen los beneficios que posibilitan obtener la implementación de las políticas enunciadas, con especial énfasis respecto a los productores que se reinsertan en el sector y a los nuevos productores, 20- Establecer políticas eficaces y eficientes para el control de las evasiones impositivas en la declaración de existencias y comercialización pecuaria21- Estudio, seguimiento, análisis y difusión de los precios indicativos del ganado y las carnes sobre cada uno de los eslabones de la cadena incluidos los de la venta minorista.22- Impulso al Mercado de Liniers como mercado concentrador y formador de precios del ganado en pie otorgándole condiciones y mecanismos preferenciales que permitan asegurar participación suficiente y operatividad tendiente a impedir cualquier accionar público o manejo oligopólico entorpecedor del libre juego de la oferta y la demanda…23- Propiciar la concreción de planes provinciales y regionales, adheridos y complementarios de este proyecto nacionalSi bien la propuesta de políticas arriba enunciadas constituyen definiciones precisas, cabe señalar que ellas no agotan las necesarias para transformar la actual orientación del Estado en materia agropecuaria, forestal y de alimentos en particular, y de recursos naturales en general. Pero sí, sobre esta base es indudablemente factible el diseño y la implementación de una estrategia de crecimiento y desarrollo sustentable, sin dudas alternativa de la actual y con significativos efectos sobre la calidad de vida de la población rural en particular y la de todos los argentinos en general.COMISIÓN DIRECTIVA FRENTE AGROPECUARIO NACIONALFederico Palacio Horacio DelguySecretario Presidente