Get Adobe Flash player
Visitas
096477
Visit Today : 19
Total : 96477

Peajes y Combustibles

Discurso pronunciado durante la Concentración de Vehículos el 4 de junio de 2002 – Productores agropecuarios, transportistas, usuarios viales, argentinos: Hoy estamos aquí afectados por las tarifas de peaje y el precio y desabastecimiento de los combustibles, endeudados por la injusticia de la Gran Estafa del Fin de Siglo, afectados por la corrupción y asombrados por leyes, decretos y contratos que protegen, y benefician a los responsables de nuestro padecimiento.

Hoy estamos juntos para defender nuestros legítimos derechos e intereses. En este caso para recuperar nuestras rutas y nuestro subsuelo. Pero para lograrlo es imprescindible no perder la Memoria, exigir la verdad y reclamar justicia. Memoria para no olvidar lo sucedido y recordar a los autores, VERDAD, para conocer, entender y aceptar en paz las consecuencias del Modelo de Convertibilidad y de la Gran Estafa del Fin de Siglo, y JUSTICIA, para que el grueso del enorme costo de la salida de esta crisis que nos afecta sea solventado por los individuos y las empresas beneficiadas por el modelo y la corrupción, pero por sobre todas las cosas para que la Ley juzgue y castigue con todo su peso a los responsables de tamaño desastre nacional, colocándolos en el banquillo de los acusados como lo expresa nuestra Constitución, como infames traidores a la Patria. Reclamamos el diseño de un verdadero proyecto vial nacional que integre nuestro territorio, un proyecto que contemple el desarrollo de todas las regiones, un proyecto que permita el bienestar de los ciudadanos del interior productivo, entre ellos, el de la familia rural, como eje del desarrollo agropecuario nacional. Que jerarquice las direcciones de Vialidad Nacional y provinciales, que convoque a la mesa de los acuerdos a los usuarios viales Pero para lograr esto, es necesario terminar con este sistema de peajes y concesiones viales vigentes que no cumplen con la legislación. Peajes tan sólo funcionales al beneficio de unas pocas empresas en un esquema prebendario. También exigimos que se implemente con urgencia el seguimiento de la operatoria de los oligopolios del petróleo y combustibles y sus mecanismos de fijación de precios. Debe ponerse coto a la impunidad con que estas corporaciones abusan sin control alguno de sus posiciones dominantes. No podemos aceptar que en esta materia crucial para el desenvolvimiento de la economía el Estado deslumbre por su ausencia, una situación que no se permite ni por asomo en los países donde muchas de estas mismas corporaciones transfieren a sus casas matrices ganancias escandalosas. En este sentido propiciamos que se lleven a cabo investigaciones a fondo de todos los contratos de privatizaciones y concesiones firmados durante los últimos doce años. Reformularlos con justicia y equidad económica y social es imprescindible para recuperar la paz social. También la revisión de toda la legislación que con severos cuestionamientos fue sancionada durante la vigencia del régimen político-corporativo que sostuvo el modelo económico. Argentinos: La mentira nos discrimina y nos agobia y la sordera de los que no quieren escuchar los reclamos de un pueblo angustiado y desesperado que quiere ser incluido con dignidad en el circuito económico implica complicidad con el modelo de convertibilidad aplicado durante la última década Pero hoy sabemos quienes son los responsables de esta gran estafa . Son los gurúes y tecnócratas que mintieron para satisfacer a sus mandantes, son los políticos inescrupulosos que abusaron del poder, son los dirigentes empresariales y sindicales del agro, del comercio y de la industria de nuestro país que traicionaron el mandato de sus representados, son los que nos indujeron a la reconversión desenfrenada y al endeudamiento y a pensar que la globalización, el mercado y la apertura indiscriminada eran la verdad revelada, son los que dieron vuelta la cara haciéndose los distraídos frente a la entrega de nuestras rutas y de nuestro subsuelo en beneficio de unas pocas empresas, son los responsables del proceso de desnacionalización salvaje del patrimonio público y privado de todos los argentinos y el mas ruinoso de toda la historia de nuestro país. Son los que transfirieron al exterior ganancias indebidas, mientras se pulverizaba el empleo y se endeudaba a la población de manera irresponsable, mientras la desocupación y el éxodo rural hacían estragos sobre el tejido social del interior, mientras los basurales del conurbano bonaerense se poblaban de argentinos con hambre, mientras el robo famélico aumentaba en progresión geométrica, mientras millones de argentinos se endeudaban a intereses escandalosos, mientras la Argentina como Nación perdía su poder de decisión frente al poder económico internacional. Conciudadanos: debemos estar alertas y movilizados porque ahora muchos de los miembros del exclusivo círculo de beneficiarios del modelo económico de los '90 no están satisfechos. Vienen por más, vienen por la tierra y por el trabajo y el esfuerzo de millones de argentinos que tan solo pudimos observar durante más de una década la fiesta obscena de esta verdadera asociación ilícita que ahora, con miles de millones de dólares pretende olvido e impunidad. Productores agropecuarios, transportistas, usuarios viales: Debemos continuar juntos, pero además convocar a todos aquellos dispuestos a diseñar un verdadero proyecto vial nacional, dispuestos a recuperar nuestro subsuelo, dispuestos a defender los derechos, intereses y riquezas naturales que legítimamente nos pertenecen, dispuestos a preservar la dignidad de nuestro pueblo para finalmente conseguir el destino de grandeza que la Argentina como Nación y los argentinos como sus legítimos herederos merecemos. Horacio Delguy Presidente del Frente Agropecuario Nacional