Get Adobe Flash player
Visitas
096474
Visit Today : 16
Total : 96474

Con los mismos yuyos y el mismo curandero

Con la misma receta de 1991, pero con poderes extraordinarios, el mismo Ministro de economía de entonces anuncia un súper impuesto a los débitos y créditos bancarios y medidas ofertistas que combinan la suba de aranceles de importación con la reducción de impuestos y aportes empresarios.

Una devaluación fiscal que implica subsidios directos e indirectos que requerirían, para compensar la magnitud acumulada por el desfasaje cambiario en la Argentina, montos de tamaña magnitud que el contexto crítico que muestran las cuentas públicas, 33 meses en plena depresión y un grave desfinanciamiento del Estado, no permiten disponer. El Frente Agropecuario Nacional, sus asesores e integrantes del Encuentro de Economistas Argentinos que firman al pie ponen a conocimiento de la opinión pública: 1- Que, en los últimos quince días, los argentinos hemos soportado un nuevo golpe de “mercado” dirigido a sostener el caduco régimen de la convertibilidad y la correlación de inequidades para los sectores del trabajo y la producción nacional. Se intenta así mantener una situación insostenible luego de tres años de recesión, seguramente prolongada a todo lo que resta del 2001. 2- Que la brevísima gestión del Dr. López Murphy naufragó ante la reacción que, sin distinción de clases o sectores, despertó el programa ortodoxo de los economistas de FIEL que el gobierno aliancista había hecho suyo. En este contexto, el retorno del Dr. Cavallo aparece como el último fusible para mantener el modelo de la convertibilidad. 3- Que el nuevo Ministro, habiéndose comprometido a mantener el cepo cambiario, propone una combinación de medidas ofertistas que implican un nuevo intento de devaluación fiscal, combinando la suba de algunos aranceles con la reducción de impuestos y aportes empresarios. 4- Que hemos analizado exhaustivamente la inviabilidad de la devaluación fiscal en el crítico contexto que muestran las cu entas públicas argentinas. 5- Que los montos de subsidios directos e indirectos que se requerirían para compensar la magnitud acumulada por el desfasaje cambiario en la Argentina, en un contexto crítico que muestran las cuentas públicas, 33 meses en plena depresión y grave desfinanciamiento del Estado, hacen inviable la devaluación fiscal. 6- Que la depresión económica ha pulverizado nuestro mercado interno, desalentado el proceso inversor y concentrado las exportaciones en unos pocos renglones. La Argentina soporta una fuerte restricción de demanda de la cual se desentiende el actual Ministro. Y si para cubrir ese bache se espera un fuerte apoyo del Tesoro de los Estados Unidos, debe quedar explicitado bajo que condiciones se recibe y requerir la conformidad parlamentaria. 7- Que si este intento ofertista, como creemos probable, fracasa, es probable que el Dr. Caballo intente mostrarse como el único en condiciones de desarmar la actual trampa cambiaria, por ejemplo, reemplazando al dólar por una canasta de monedas, pero sin modificar los restantes elementos del modelo: tarifas, tasas de intereses, política de ingresos, entre los más importantes, con lo cual se provocará una situación, si cabe, de mayor inequidad distributiva y recesión. Propiciamos, como lo hemos hecho durante los últimos años, una salida ordenada de la convertibilidad que permita proteger la situación de ingresos de los sectores del trabajo y la producción nacional. Una salida que solo puede lograrse con el esfuerzo mancomunado de todos aquellos dispuestos a dar a nuestro país el futuro de grandeza que los argentinos merecen. Eduardo Conesa – Eduardo Curia – Juan José Guaresti (nieto) – Alberto Brelingher – Mercedes Marcó del Pont – Héctor Valle – Daniel Salminsi – Carlos Lanusse – Gerardo Tresca – Rogelio Tresca – Comisión Directiva Frente Agropecuario Nacional Horacio Delguy Federico Palacio Presidente Secretario