Get Adobe Flash player
Visitas
096477
Visit Today : 19
Total : 96477

OBLIGACIONES

1) Concepto y naturaleza
 
Velez no define el concepto de obligación. Así, en la nota al art. 495 C.C. dice que se abstiene de definir “…porque, como dice Freitas, las definiciones son impropias de un Código de leyes…”.
Sin embargo, tal afirmación no resulta coherente con el resto de la redacción del Código, por cuanto, como se sabe, existen en él innumerable cantidad de definiciones legales (vgr. art. 30, cuando define a la persona).

 

 
Desde el punto de vista moderno, podemos definir obligación como “La relación en virtud de la cual un sujeto (deudor) tiene el deber de realizar a favor de otro (acreedor) determinada prestación”.
Respecto de la naturaleza jurídica de las obligaciones, podemos encontrar:
a.- Concepción subjetiva: Analiza la obligación desde el punto de vista del acreedor. Según esta óptica, el acreedor tiene poderes sobre la persona o el comportamiento. En el derecho romano el deudor podía ser esclavizado o muerto por causa de su incumplimiento.
b.- Concepción objetiva: En este caso, el crédito tiene a la satisfacción de un interés privado del acreedor, siendo la prestación solo un medio para ello (Ihering). Este criterio no le otorga alternativa al deudor: debe cumplir o no cumplir, y si no cumple, se lo sanciona con la indemnización (art. 505 inc. 3), negándose así el derecho subjetivo de éste.
c.- Concepción moderna: Existe una bipolaridad entre el deber jurídico y el derecho subjetivo. (deber del deudor y facultad del acreedor). El deudor está obligado a cumplir y el acreedor tiene potestades sobre el patrimonio de aquél para satisfacer su crédito. Este sistema implica, a su vez, un doble sistema: Deuda y responsabilidad, que se analizan seguidamente.
 
2) Deuda y Responsabilidad
 
a.- Deuda: Desde el punto de vista ético y mas allá de la existencia de preceptos normativos, las obligaciones son, casi siempre, cumplidas espontáneamente (vgr. el hecho de pagar un boleto de transporte y que éste se haga).
El deudor tiene el deber jurídico de realizar la prestación y el derecho de liberarse con el pago. Por su parte, el acreedor tiene el deber de prestar la debida cooperación y, en caso contrario, el deudor puede efectuar el pago por consignación que le ley regula si el acreedor se niega injustificadamente a recibir el pago (art. 757 inc. 1).
 
b.- Responsabilidad: En caso de incumplimiento, el acreedor está dotado de un “poder de agresión”, que consiste en la facultad de emplear los mecanismos legales para ver satisfecho su crédito. Ello se traduce en la obtención de le ejecución de lo debido o de una indemnización sustitutiva.
 
Deuda sin responsabilidad: Puede existir el supuesto en análisis en el caso de las obligaciones naturales, en donde el deudor tiene el deber de cumplir y el pago es debido (art. 791) pero el acreedor carece de acción para exigir su cumplimiento (art. 515).
 
Responsabilidad sin deuda: No se concibe la responsabilidad si que esté respaldada por una deuda. P. Ej. en el caso del fiador, éste “se ha obligado accesoriamente por un tercero” (art. 1986), por lo que la deuda puede ser exigible una vez ejecutados los bienes del deudor (art. 2012).
 
 
3) Elementos
 
a.- Sujetos:
Existe un sujeto activo (acreedor), titular de la facultad y otro pasivo (deudor) a cuyo cargo está el deber.
 
Determinación o Indeterminación: Normalmente, tanto el acreedor como el deudor están determinados desde el nacimiento mismo de la obligación. No obstante, existen casos de indeterminación provisional. En el caso del deudor, en el supuesto de obligaciones propter rem y, en el caso del acreedor, vgr. en los títulos al portador o en las promesas de recompensa ofrecida a favor de quien halle una cosa extraviada (art. 2536).