Get Adobe Flash player
Visitas
096477
Visit Today : 19
Total : 96477

67 – “EL DESEMPLEO Y EL ATRASO CAMBIARIO”

LA EXPLICACION DEL HIPERDESEMPLEO, COMO UNA CONSECUENCIA DE LA RIGIDEZ DE LA LEGISLACION LABORAL, VIGENTE DESDE HACE MAS DE MEDIO SIGLO, ACTUA COMO UNA CORTINA DE HUMO QUE NO PUEDE EXPLICAR COMO, EN TAN SOLO TRES AÑOS, LA DESOCUPACION, LA PRECARIZACION LABORAL Y LA EXCLUSION SOCIAL ALCANZARON A…

 

LA INMENSA MAYORIA DE LOS INTEGRANTES DE NUESTRA COMUNIDAD.AL MISMO TIEMPO, LA DEUDA EXTERNA, LA CONCENTRACION ECONOMICA Y LA DESNACIONALIZACION, TRANSFORMARÁN A LA NACION ARGENTINA EN UNA REGIÓN AL SERVICIO DE INTERESES ECONÓMICOS MINORITARIOS Y, A TODOS LOS ARGENTINOS, EN ARRENDATARIOS DE NUESTRO PROPIO TERRITORIO

EL FRENTE AGROPECUARIO NACIONAL, COMO REPRESENTANTE DEL AGRO EN EL "ENCUENTRO DE ECONOMISTAS ARGENTINOS" PONE A CONOCIMIENTO DE LA OPINION PUBLICA LA SIGUIENTE DECLARACION :

"EL DESEMPLEO Y EL ATRASO CAMBIARIO" E. E. A.Ante la persistencia del mega-desempleo en la Argentina que dentro de una fuerte pulsión alcista iniciada en 1989 ya lleva casi 3 años con tasas oscilantes entre el 18 y el 16 %, el Encuentro de Economistas Argentinos, cuyos integrantes pertenecen a distintas corrientes económicas y sociales, considera un deber informar a la opinión pública la verdad sobre la causa de este flagelo.Esta verdad está siendo ocultada a la opinión por medio de cortinas de humo constituidas por falsos diagnósticos como los que consideran que el hiperdesempleo que sufren los argentinos se debe a la rigidez de la legislación laboral, al nivel de las cargas sociales u aportes jubilatorios, o a la globalización de la economía.La legislación laboral tiene más de 60 años en el país y este mega-desempleo apenas 3 años.Países tan globalizados como Estados Unidos, Chile, Inglaterra, Japón o Corea no tienen mega-desempleo.Tanto el mega-desempleo , como la exclusión social y la concentración económica se originan en el brutal efecto expulsor ocurrido con la racionalización del Sector Público y las privatizaciones, pero se perfeccionó con los impactos estructurales del retraso cambiario en que ha caído nuestra economía.Unicamente corrigiendo de modo ordenado la causa se podrán eliminar los efectos.El retraso cambiario abarata el costo de los insumos importados e induce a las firmas industriales a sustituir trabajo nacional por el trabajo extranjero contenido en los insumos importados. El retraso cambiario a su vez aumentó artificialmente los salarios argentinos en dólares y la baratura del dólar ha reducido ficticiamente el costo de los insumos importados y del trabajo extranjero traducido a pesos a la tasa artificial del uno a uno.Los empresarios industriales que pudieron preservarse de la sustitución negativa de importaciones como también los vinculados al área de servicios, fieles al principio de la mximización de beneficios y la reducción de costos, actuaron en consecuencia sustituyendo personal por insumos y equipos importados.Esta es la causal del hiper-desempleo rampante del 17 % que nos aflige y del subdesempleo que llega al 13 %.Sumados ambos, desempleo y subempleo, surge que, practicamente el 30 % de la fuerza de trabajo en la Argentina tiene problemas para trabajar.Se da así la paradoja de que el artículo 14 de la Constitución Nacional garantiza el derecho de trabajar, y la Ley de convertibilidad con su tipo de cambio arbitrariamente bajo impide el ejercicio de ese derecho.Debe señalarse que el alto costo del trabajo nacional en dólares no implica alto poder adquisitivo interno en pesos del salario, que es el que interesa a los trabajadores.Es así que tomando como base el primer trimestre de 1983 = 100 , hoy el salario real medio de la economía esta en 78, o sea que descendió en un 22 % con relación al año base.Ello tambien puede observarse en el gráfico adjunto.Con el desempleo provocado por la Ley de Convertibilidad se quiere inducir una caída mayor aún del salario real por la vía de mayores reducciones nominales de salarios.El salario medio de la economía en 1986 permitía adquirir el 85 % de la canasta familiar, porcentaje que hoy solo llega al 53 %. Como se percibe, se derrumba un mito: "Que el retraso cambiario protege los salarios reales".El atraso cambiario no solamente se manifiesta en la sustitución del trabajo nacional por el extranjero, también conduce a una estructura de exportaciones intensiva en recursos naturales con poco valor agregado y poco uso del trabajo nacional, y en el caso de las manufacturas industriales un bajo coeficiente de integración nacional, todo lo cual también contribuye al desempleo.Por encima de todo, la convertibilidad ha llevado a una estructura de altas tasas de interés, especialmente para las pymes, que ha frenado la inversión nacional y ha conducido a una duplicación de la deuda externa argentina en seis años, amén de una desnacionalización de la economía nunca vista en la época contemporánea.