Get Adobe Flash player
Visitas
065985
Visit Today : 17
Total : 65985

SENASA – DTA electrónico -

 
El Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (Sigsa), que incorpora los beneficios de la tecnología de redes, permite disponer de la información en tiempo real para la toma de decisiones y el seguimiento de los programas sanitarios. Entre otros servicios a los productores pecuarios, el Sigsa también permite autogestionar desde una computadora personal la emisión y el pago electrónico del Documento de Tránsito Animal (DTA).
 

 
El Senasa pone en marcha el plan piloto del DTA electrónico

 

 

 

 
La puesta en marcha del servicio del DTA autogestionado será gradual y comienzó el martes 4 de agosto con un plan piloto en la jurisdicción de cuatro oficinas locales de la provincia de Buenos Aires. Para la segunda quincena de agosto está previsto incrementar el servicio a la jurisdicción de 30 oficinas locales.

Las cuatro oficinas pioneras desde donde los veterinarios del Senasa autorizarán a los productores a autogestionar la emisión y el pago electrónico del DTA son: San Cayetano y Tandil (Centro Regional Buenos Aires Sur); Chivilcoy y Monte (Centro Regional Buenos Aires Norte).

“La instrumentación del DTA electrónico en las oficinas del Senasa será un proceso modulado por etapas que recién estará concluido a fines de 2010. Hay que recordar que el Senasa tiene 353 oficinas y emite, en promedio, más de 2 000 000 de DTA por año. El DTA será reemplazado entonces por el DTe de manera gradual y durante un determinado período coexistirán ambos documentos”, manifestó Jorge Amaya, titular del organismo sanitario nacional. Y añadió: “Ahora comenzamos con unas pocas oficinas donde, durante 90 días, podemos probar a fondo el sistema y de manera paulatina ir incorporando más oficinas. Nuestra aspiración es que a fines de 2010 la mayoría de los productores pecuarios gestionen el DTA por medio del Sigsa. Sin prisa pero sin pausa iniciamos un camino que no tiene retorno”.

Los requerimientos técnicos básicos para autogestionar el DTe son: una computadora con conexión a la Internet y una impresora. De esta manera, los productores —que por supuesto deben estar inscriptos en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) y cumplir con los requisitos sanitarios para el traslado de animales— podrán autogestionar la emisión y el pago del DTA desde cualquier lugar del territorio nacional durante las 24 horas.

Jorge Dillon, director nacional de Sanidad Animal, sintetiza de la siguiente manera las ventajas y beneficios del ahora DTe: “mejora el servicio al simplificar los trámites en las oficinas del Senasa y ofrece al productor la alternativa de tramitar el DTA desde la PC de su establecimiento, casa o locutorio; disminuye costos; incrementa la disponibilidad de personal para tareas de seguimiento y control; y mejora las inspecciones en las rutas al incorporar un sistema de control por telefonía móvil”.

Héctor Bilbao, coordinador de Gestión Técnica y a cuyo cargo está el desarrollo de la plataforma digital que proyecta al Senasa hacia el gobierno electrónico, señala que el Sigsa y sus aplicaciones “es el resultado de la convergencia de la capacidad con la dedicación, responsabilidad y compromiso de los trabajadores de las direcciones nacionales de Sanidad Animal y de Coordinación Técnica, Legal y Administrativa y el apoyo de la Universidad Nacional de La Plata en la programación del sistema”. Bilbao también subraya la colaboración de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que facilitó el registro catastral digitalizado a través de la clave fiscal. “Lo de la AFIP es un claro ejemplo de interoperabilidad y articulación entre organismos del Estado nacional”, dijo.

Por su parte, el Programa de Apoyo al Fortalecimiento Institucional del Senasa (Pafis), que cuenta con el financiamiento de la Unión Europea, hizo posible la provisión de la infraestructura de hardware (servidores, computadoras personales, notebooks, impresoras, swich, etcétera) utilizada como soporte para esta y otras aplicaciones.

“La modernización del Senasa implica la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Y adoptamos estas tecnologías no como una moda sino como una estrategia de desarrollo institucional de largo plazo cuyo objetivo es facilitar las transacciones entre el Organismo y los integrantes de la cadena agroalimentaria. En una palabra, ampliar las relaciones con los productores agropecuarios, procesadores, transportistas, distribuidores, consumidores, provincias y municipios. Prueba de ello son los servicios de gobierno electrónico que el Senasa presta por medio de la página web, a los que ahora se suma el DTe”, concluye Amaya.