Get Adobe Flash player
Visitas
063668
Visit Today : 3
Total : 63668

Comunicado nº 285

 

 

El Secretario de Agricultura recibió al Frente Agropecuario Nacional

 

El presidente y secretario de la entidad, Horacio Delguy y Carlos Urioste, junto al presidente de la Confederación General de la Producción, Nestor Lombardi, al economista Gerardo Tresca y miembros de la Comisión directiva de la entidad participaron de la audiencia otorgada por el Secretario de Agricultura de la Nación, Carlos Cheppi.

 

 

La reunión, permitió a la dirigencia plantear los problemas de rentabilidad y ahogo económico que está padeciendo el sector en el marco de la actual crisis global, agravado por las particulares circunstancias que se dan en el ámbito doméstico

A lo largo del diálogo establecido y ante las solicitudes del FAN, el Ing. Cheppi comprometió su gestión para coordinar un encuentro con el presidente de la ONCCA, Ricardo Echegaray a fin de abordar los problemas que vienen afectando a pequeños y medianos productores en los trámites de compensaciones.

También quedó planteada la participación del Frente Agropecuario Nacional en la convocatoria futura a la dirigencia rural junto a todas las entidades representativas.

De acuerdo con lo expresado por el Secretario de Agricultura se analizan modificaciones a las retenciones del girasol y al esquema de exportaciones de carnes y menudencias para mejorar los indicadores económicos sectoriales.

 

PETITORIO PRESENTADO ANTE EL SECRETARIO DE AGRICULTURA DE LA NACIÓN

Señor Secretario de Agricultura,

Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación

Ing. Agr. Carlos Cheppi

S / D

La audiencia otorgada por el Sr. Secretario de Agricultura de la Nación nos permite plantear ante la máxima autoridad responsable del sector agropecuario del Gobierno nacional las siguientes consideraciones:

1- Que los representantes del campo argentino no pueden ni deben permanecer aislados de los funcionarios que tienen a su cargo la implementación de las políticas agropecuarias nacionales. Todo conflicto prolongado aleja el debate y la solución consensuada de los problemas, potencia la incomunicación y ocasiona perjuicios significativos y generalizados a todos los sectores involucrados. El conflicto provocado por la resolución ministerial 125 muestra con claridad cómo numerosas entidades representativas de la producción, como el Frente Agropecuario Nacional, fueron sistemáticamente excluidas de los debates e impedidas de contribuir a encontrar la solución a una problemática, aún pendiente de resolución.

2- Que frente a una crisis global sin precedentes, el Frente Agropecuario Nacional sostiene que el campo y el gobierno deben con urgencia sumar esfuerzos para procurar minimizar en todo lo posible los efectos de una recesión económica de magnitud, atendiendo con políticas adecuadas la caída estrepitosa de los valores de la producción agropecuaria.

3- Que nuestro sector rural aparece entre los más comprometidos de la economía argentina, como consecuencia de la súbita y profunda baja de los valores de los productos de la tierra en los mercados internacionales y domésticos, a lo que se suman negativamente los costos internos de producción impermeables a la baja. Esto resulta agravado por la persistencia de retenciones a las exportaciones pensadas para otros niveles de precios, de limitantes al comercio exterior aplicadas bajo otro contexto internacional, de distorsiones a favor de los eslabones más poderosos y concentrados de las cadenas agroalimentarias, impidiendo que las bajas de los precios de los productos agropecuarios lleguen al consumidor, y de un tipo de cambio real deteriorado por la inflación doméstica y las devaluaciones monetarias de los países de la región. Como si esto fuera poco, una sequía de proporciones históricas en buena parte del territorio y heladas tardías, conforman un panorama rural que en los últimos meses podemos calificar como desolador.

En base a lo apuntado solicitamos:

A- INSTITUCIONALIZAR UNA MESA NACIONAL DE CONCERTACIÓN DE POLÍTICAS AGROPECUARIAS, con la participación amplia de entidades representativas del sector y de funcionarios del más alto nivel político y técnico, incluyendo a representantes de la ONCCA, INTA, INTI, SENASA, CONICET, Universidades y Centros de Estudios especializados en la materia. Mediante el diálogo institucional se logrará consolidar un marco adecuado para la elaboración de estrategias de corto, mediano y largo plazo para el ámbito agropecuario, estableciendo horizontes de superación tendientes a evitar los conflictos y enfrentamientos verificados en los últimos tiempos como consecuencia de enfoques superficiales y abordajes coyunturales negativos para la producción estable y sostenida.

B- RECOMPONER PRECIOS RELATIVOS: La crisis financiera global y las alteraciones económicas en curso –léase recesión- que afectan en mayor o menor medida a todos los países del orbe, ameritan la urgencia de considerar ajustes macroeconómicos que tengan en cuenta los actuales valores agrícolas internacionales y su impacto negativo en nuestros esquemas productivos y en el conjunto de la economía nacional. El nivel de retenciones de nuestros productos exportables, que consideramos altamente desproporcionados a los valores vigentes, la modificación del tipo de cambio real, también muy rezagado, y los altísimos precios de los principales insumos y costos de producción, son cuestiones imprescindibles en el análisis y en la formulación de soluciones.

C- POLÍTICAS ACTIVAS Y DIFERENCIADAS : El proyecto de desarrollo agropecuario que proponemos requiere políticas activas, diferenciadas y segmentadas en defensa de todos los productores agropecuarios, especialmente de los productores chicos y medianos y familias campesinas, integrantes más débiles y vulnerables en estas circunstancias. También adoptar medidas tendientes a terminar con una situación donde los actores más fuertes y concentrados de la comercialización e industrialización internacional y doméstica, tanto nacionales como extranjeros, pueden imponer elevados costos al productor, eternizar aumentos en los valores de los insumos y concurrir al mercado como monopolios u oligopolios, adquiriendo la producción a precios más bajos de los ya deteriorados por los mercados internacionales. Estos últimos mecanismos siguen implicando, en la persistente lógica neoliberal de los mercados sin regulaciones ni límites, transferencias de ingresos que pulverizan buena parte de la rentabilidad de los que producen, y diluyen sin alternativas el poder de compra del salario de los que consumen.

D- ELIMINAR RESTRICCIONES A LAS EXPORTACIONES Y AL COMERCIO INTERNO DE PRODUCTOS AGROPECUARIOS: Valoramos positivamente el esquema macroeconómico de crecimiento productivo y desendeudamiento del sector aplicado durante los años 2003 a 2006, pero debemos señalar que un cúmulo de regulaciones inconducentes y falencias metodológicas, generadoras de injusticia y discriminación, motorizan innumerables problemas, quitan rentabilidad, inducen quebrantos generalizados y provocan procesos de concentración económica y desarraigo rural. Entre los más afectados debemos mencionar, entre otros, a criadores de ganado vacuno, pequeños engordadores de ganado a corral, agricultores de trigo y maíz, tamberos y productores de las variadas economías regionales del país. Todos estos productores –millares de agentes económicos pero también esenciales actores sociales y políticos de sus comunidades-, como ciudadanos de la Nación, requieren una muy urgente atención de las autoridades competentes dado que buena parte de ellos está en riesgo crítico e inclusive está comprometida su supervivencia productiva.

 

Frente Agropecuario Nacional – FAN -

Carlos Urioste Horacio Delguy

secretario presidente